domingo, febrero 22

En realidad sí soy romántico...

...pero no tienen por qué creerme...

Hoy vi Slumdog Millonaire. Básicamente es una historia de amor, con toques de marginalidad india, pero historia de amor al fin y al cabo...

Así que ahí estaba, viendo una historia de amor con un ex-amor...

No me malinterpreten. Este post no se trata de ella o de la película. En realidad tal vez es un poco de ambas, y mucho de ninguna...

Hace un rato estoy pensando en qué momento empecé a sedar mi voluntad por sentir. No por tener un orgasmo, no por sentirme acelerado por sentir un poco más de piel, sino que sentirme jugado, entregado, de hacer cosas en las que realmente quedo expuesto...

Ahora todo se vuelve estrategia...

Este no es como un post antiguo que escribí. Antes me sentía solo y que no iba a resultar nada. Antes no me quería. Ahora en realidad sí me amo y estoy conforme. Casi feliz. Podría decir incluso que ya aprendí a entrar con las mujeres y a tener un poco el control. Como todo en la vida, existen patrones y estos se pueden aprender, y yo aprendo rápido...

Ese no es el punto...

El punto es que en la vida me obligué a sentir menos y pensar más...

"Tienes que ser menos sensible" fue un consejo de mis compañeros de colegio que he tenido que poner en duda más de alguna vez...

El problema es que fui exitoso en ello, pero desde la piel hacia afuera...

Por dentro sigo sintiendo como cuando era niño...

Y en algún punto de la vida decidí demoler el puente que existía entre esas sensaciones y mis actos o palabras...

Supongo que es la dicotomía de todo hombre...

O tal vez no, que se yo...

Por algo la mitad de las canciones de mi pendrive hablan de pegar duro, y la otra mitad hablan acerca de amar con todo el corazón...

Siempre he sido instintivo y visceral, y a veces las ganas de amar salen tan fuerte que es difícil obviarlas...

Mientras más duro me pongo, más fácil me es estar tranquilo (o conforme) y quizá hasta me va mejor así que cuando era un libro abierto...

Pero no quiero jugar mis cartas así...

No quiero perder esa sensibilidad...

No quiero dejar de imaginar eso que imaginaba cuando estaba en el colegio, y me decía que lo que más quería hacer era caminar de la mano con la mujer que me gustaba. Así era feliz, para mí eso era estar enamorado...

Era mirar a los ojos y sentir los corazones latir juntos cuando estabas abrazado...

No como ahora en que he llegado a pensar que el amor es tener la capacidad de vivir con alguien sin que te hagan ni hagas sufrir mucho...

No quiero sentir con miedo...

No quiero amar con un pie afuera por si acaso...

No quiero tener una receta de qué hacer y qué no hacer en las relaciones...

Quiero ser como un animalito, como un niño. De sentir cosas en el estómago y no en la cabeza...

Y no es que tenga a alguien a quién dedicarle estas palabras (Ni que ande buscando). En realidad, sinceramente, no son escritas pensando en alguien en particular, más que en mí mismo...

Es tan básico como que no quiero ser un hombre básico...

Sólo eso. Quiero estar listo para amar cuando sea el momento. Que lo práctico no supere a lo romántico...

Y tengo miedo de convencerme de lo contrario...

Supongo que nuevamente fallé en explicar lo que siento, pero al menos lo intento...

No puedo dejar de intentarlo...

Y cuando mis ojos se humedecieron cuando el protagonista de Slumdog Millonaire besó una cicatriz horrible que tenía la mujer que amaba desde niño, entendí que estaba perdido...

Siempre voy a ser un enamorado del amor, no importa cuanto me disfrace...

Y seguiré disfrazado hasta que llegue la mujer que se pare a mi lado de igual a igual, y que libere todos los sentimientos de una vez...

Matemáticamente, por probabilidades tiene que existir...

Humanamente, tiene que existir, filo con las probabilidades...

Prometo que en la siguiente los hago reír, hoy sólo quería hablar en serio...

Saludos...

viernes, febrero 6

No se lo tome en serio...

Anoche tuve que cuidar a mi amiga que estaba enferma en el Hospital Salvador...

Pobrecita, tenía tanta tos y su familia está tan lejos! (o no tiene familia, no me acuerdo bien)...

Y por eso hoy me quedé dormido en la mesa...es que soy tan buen amigo