martes, febrero 19

WWE

Un weón al lado mío gritaba: "Los sueños se hacen realidad!"...

Yo le dije: "Cállate maricón!"...no, mentira, estaba tan extasiado como él...

Y es que ver a los gigantes que vi pelear por televisión una infinidad de veces, en vivo y en directo, era heavy...

Pero es muy heavy...

Más heavy que la pequeña Hanako...

Ese día estaba vuelto loco, de hecho, me fui al gimnasio antes sólo para liberar tensiones, porque era o eso, o pescaba un arma y salía a disparar a la calle...

Justo cuando terminé en el gym, voy a los lockers, abro la puerta del mío, y mágicamente mi cel empieza a sonar justo en ese instante...

Las 18 horas...

"Hola Tadashi, ya estás en la fila?, porque ayer se quedó gente sin entrar"...

"Pero si compré primera fila, es numerada!"...

"No importa, es una fila única"...

CONCHETUMARE!...

Colgué y salí corriendo más rápido que la pequeña Hanako, me bañé como pude y me vestí para salir corriendo nuevamente...

Tomé micro altiro en Tobalaba a Grecia...

Y tomé micro altiro de Grecia a...UNA CALLE QUE NO ME SERVÍA!...

La micro que tomo siempre es 506, para ir a la U (que queda al lado del Arena Santiago)...

Pero nunca caché que gracias al proceso de "hagamos cualquier weá con Transantiago y cachemos que pasa" ahora hay una micro 506c, que se va a cualquier parte, menos pa' donde me tenía que ir...

Puta, me bajé más quemao que la pequeña Hanako, y corrí a Grecia nuevamente. Menos mal que tomé otra micro (que sí me servía) al toque...

Mientras más me acercaba la micro a su destino, más abundaban las poleras de lucha libre...

Y más me acercaba a mi sueño...

Me bajo, y camino a la entrada...

Cuento corto, estaba puro muleando mi amigo, porque cuando llegué no estaba tan brígido como me lo imaginaba...

La weá es que igual estaba cagao de miedo, porque cuando compré la entrada, pedí que me la pasaran en la boletería el mismo día...

Ya me imaginaba cualquier weá...

"Disculpe, su entrada no está disponible"...

"Disculpe, su transacción no fue registrada"...

"Disculpe, su entrada era para ayer"...

"Disculpe, es un idiota y lo engañamos"...

"Disculpe, el perro se comió su entrada"...

"Disculpe, su nombre no puede ser leído por la computadora"...

"Disculpe, al Tomate le gustan los hombres"...

Y tantas cosas más...

Pero lo bueno fue que llegué, y con sólo mi carnet y mi súper nombre, estaba todo listo...

Había llegado la hora de la verdad...

Entro a la cancha...

Había un valet esperando en la entrada...

Una niña de metro veinte de alto tomó mi entrada y me llevó a mi asiento...

4 FILA!!!...

QUÉ CHUCHA!!!...

"Señorita, compré ringside"...

"Sí, este es, las 4 primeras filas, el 147 es su asiento"...

Chésumadre!!!...

Puta que me calentó la weá...

En realidad, más que caliente, estaba triste...

La weá de venta no daba la opción de escoger asiento...

Ella me dice: "Señor, una propina por favor"...

La miré, y con mi último nivel de humanidad me di cuenta que no era su culpa, así que le di propina y se fue...

Me senté nomás, esperando que empezara...

Momentos después me daría lo mismo estar en 4ta fila, exactamente lo mismo...

Se cortan las luces...

Me voy cortao también...

Y sale el locutor...

"Good night Chile!"...

"Good night Santiago!"...

El grito fue ensordecedor...

No los voy a latear con detalles de los luchadores, a los cuales obviamente conocía totalmente...

Pero sí les daré los highlights del evento...

- Cuando entró el primer luchador, pa' mi fue heavy, porque empezaba el desfile. Fue Shelton Benjamin, uno de los mejores técnicos de la federación. Verlo en vivo fue el principio de todo el show. Me subí a la silla y me puse a gritar como loco, estaba totalmente eufórico...

- A las que más le tenía fe, eran a las minas (llamadas Divas dentro de la federación). No voy a negar que eran en extremo ricas, pero si he de ser sincero, no son más ricas que la pequeña Hanako. Eran guapas, pero como cualquier gringa rubia, pechugona y delgada que no estamos acostumbrados a ver (igual les saqué sus gueeenas fotos)...

- Lejos, el luchador que más he admirado desde que empecé a ver esto, ha sido The Undertaker. El momento en que sale pa' mi fue cuático, ultra cuático...

Se apagan las luces...

Suena el conocido "Gonggggggggggggggggggggg" que da inicio a su entrada...

Y yo me pongo a gritar como loco, histérico totalmente...

"EL UNDERTAKER!, EL UNDERTAKER!, VIENE EL UNDERTAKER!" gritaba...

Estaba trastornado...

- La weá es que a ratos estaba tan extasiado y metido en la weá, que no gritaba, ni pestañeaba, ni nada. Solamente abría y cerraba mi mano izquierda a gran velocidad, miraba fijo el ring, y mi mano que sostenía la cámara temblaba un montón (las fotos están como el pico)...

- Todos los weones alrededor mío eran igual de fanáticos, así que estar rodeado de gente que le gustaba lo mismo, después de haber pasado toda la vida escuchando frases como "Cómo chucha te gusta esa weá!", "Voh tení que ser weón pa' ver eso todas las semanas", "Lo veís pa puro mirarle el paquete a los musculusos", "Cuando vai a madurar conchetumare", y muchas cosas más, fue bakán estar por fin rodeado de gente inteligente...

- Fue el peak de mi vida. De hecho, he estado pensando en suicidarme, porque creo que la vida no tiene mucho más que ofrecerme. No tengo más metas que esta, así que pronto acabaré con mi vida, para justamente, irme en el peak...

Y eso fue más que nada, el show que esperé 17 años (de los 6). Se cumplió el sueño y fue todo lo que esperaba...

Fue la pasión contenida liberaba en 3 horas...

Increíble, irrepetible...

O tal vez repetible...

Parece que vuelven en Septiembre...

Ahí nos veremos nuevamente...

Saludos...

PD: Si usted quiere saber más detalles del cumplimiento de mi sueño, me lo puede mamar, porque todos me preguntan la misma weá y ya he contado la mierda como 200 veces...

PD 2: Traté de subir el video que grabé cuando entra el Undertaker, pero pesa más de lo permitido (120 y permite 100). No sé editar la weá...