martes, septiembre 19

Tadashi & Jerry

Estoy de vuelta en mi motherland...

Antofagasta...

Con su mall nuevo y todo...

Cuática la weá. Más el color que le ponen, está lleno de tonteras, y además es terriblemente caro...

Y la gente igual cae, porque "es la novedá"...

Pero ese no es el motivo de que escriba...

Sino que estoy en Antofagasta para el cambio de casa...

Esta casa que está al frente del mall (pero al frente poh weón, salgo y me encuentro con la cuestión en mi cara!!!)...

Y no ha estado exento de estupideces varias...

De partida, zarpamos (en bus) desde Santiago con mi tía (hermana de mi papá) el día viernes como a las 2 de la tarde...

Habíamos comprado pasajes en cama con 2 semanas de anticipación (pero incluso allí estaban casi agotados), pero de pura cuea apareció un bus premium...

"Bakán" dije, porque nunca había viajado en uno de esos buses de 2 pisos...

Nos subimos, todo bien, sus buenos asientos, sus buenas películas, sus buenos...bueno, las mismas weas que hay en todo los buses, pero con upgrade...

La wea es que en Coquimbo el bus para en el borde del camino. Todos pensamos que era un control de los pacos o algo así...

Pensamos...

Los aweonaos pensamos eso...

Porque como 2 minutos después se sube el auxiliar con cara de pillo del bus y dice por micrófono (no me pregunten de donde chucha lo sacó, pero llegó con microfono)...

"Tenemos un desperfecto mecánico, así que no podemos seguir en este bus"...

*##¬€¬~@@||@#~TUMARE!!!!!!!!!!!!!!!...

Así que el bus llegó hasta el terminal de La Serena, y allí nos bajamos...

Perdimos como 2 horas...

Entre que todos le querían pegar al auxiliar, y que qué ibamos a hacer y todo eso, llega un bus semicama que sería el que nos llevaría finalmente...

Así que nos subimos, y como eramos menos personas que asientos, yo caballerosamente fui y me agarré dos asientos pa' mi solo, quitándoselos a la anciana, la señora embarazada y el señor enfermo que venían en el bus...

Y mi tía se agarró 2 solos para ella también...

Lo malo fue que en la noche me dormí a lo largo (iba a decir "atravesado", pero se puede prestar para dobles interpretaciones), y el cuello y el brazo me quedaron en la posición más doblada que se podía...

Así que como a las 3 de la mañana me desperté con un dolor más fuerte que la cresta, pero al rato me quedé dormido de nuevo, así que filo...

Finalmente llegamos, pero ni caché porque iba durmiendo y me desperté cuando ya estábamos in the city...

Bueno, de acá suceden las mismas cosas de siempre...

Así que empezamos a ordenar las cosas de la casa...

Metiendo cosas en cajas...

Encontrando weás que en mi perra vida había visto, pero que seguramente tendrían una utilidad desconocida en el futuro, así que igual se guarda!!!...

Acá debo destacar que habíamos 4 personas, yo (el burro por delante (graaaaacia)), mi papá-morsa, y dos tías (las 2 hermanas de mi papá)...

La weá es que una de las tías es una máquina de ordenar...

Pero THE MACHINE!!! del orden...

Puta, me tuvo como 5 horas al hilo metiendo cosas, eligiendo que se botaba y que se guardaba, no me dejaba ni respirar...

Y era la que venía viajando conmigo, así que no me resultaba el truco de decir que estaba cansado por el viaje, porque ella también acababa de llegar y trabajaba como al triple de la velocidad que yo...

Pero de verdad una máquina, porque como a las 3 horas ya estaba hecho pico, y ella seguía metiendo cosas, seguía guardando, seguía limpiando...

Así que en un ágil movimiento, me fuí al 2do piso y me acosté, y ella siguió trabajando...

Mi otra tía siguió el ejemplo (mío, el de arrancarse)...

Así que siguió sola, y yo cacho que si no es porque le dió sueño en la noche, termina todo sola...

Todo el día guardando cosas...

Todo el día...

Pico idea que hay en cada caja, pero de que está todo, está...

La cuestión es que estábamos guardando cosas en la bodega del patio, cuando levantamos una caja y encontramos excremento de ratón (uuuyyyy, excremento, que maricueca, se dice caca)...

Así que fijo que el ratoncio andaba por ahí...

Y empiezo a cachar que mi perrrita Cocker, la Hanako Huele-Huele, empieza a mover su pequeño chonguito, y empieza a mirar por detrás de unas cajas que estaban arrinconadas...

"Chucha, encontramos al ratón"...

Nunca antes en la vida había visto uno...

Así que le avisé a mi papá...

Mis tías no se querían ni acercar al patio...

Mi papá me dice "Esas cuestiones son súper asquerosas, no me atrevo a matarlo"...

Dije: "Ya, yo voy"...

Así que agarré la pala, y cual Tom, iba dispuesto a pegarle a Jerry con la pala en la cabeza...

Pero lo cierto es que a medida que me aproximaba a la puerta me daba más nervio...

Es que no cachaba como era...

Y lo que más me preocupaba era que al pegarle reventara y me cayera sangre en la ropa (o en la cara!!!)...

Así que mi papá me cachó que me empecé a chupar, y me quitó la pala...

Dejamos a la Hanako afuera...

Entramos, y me pasó de nuevo la pala...

Y se fué a la caja...

Sacó una...

Dos...

Nada...

Quedaba una sola...

Así que me dijo: "Ya Tadashi, acá está, así que cuando lo veas, pégale"...

Yo dije "Ok", y agarré la pala con las 2 manos...

La weá es que mueve la caja y sale una weá de como 3 metros!!! (en realidad era como de 20 cms.), y salió haciendo un ruido más raro que la cresta...

No sé si han visto u oído uno, pero se parece al ruido que hacen las palomas...

Y yo fui y le traté de pegar...

Pero cuando la pala iba cayendo, me arrepentía en último segundo y el ratón se salvaba en último segundo...

Además que era más rápido que la cresta, así que era casi imposible pillarlo...

Como la pieza era relativamente chica, con mi papá nos estorbábamos, así que me dijo: "Ya, sale y yo me quedo"...

Pero yo valientemente le respondí "Bueno, nos vemos más rato" y me salí...

Así que se quedó adentro...

Cuento corto, tampoco pudo...

Incluso llegó a tirarle agua hirviendo para sacarlo de su escondite. Igual eso lo encontré cruel, pero no había forma de sacarlo...

Y pasaba corriendo y se salvaba...

Así que salió y dijo "No me atrevo a pegarle"...

Mientras nos mirábamos las caras viendo que podíamos hacer, se nos ocurrió algo...

A la vuelta de mi casa vive un caballero que conocía mi papá, que es huaso de campo, y no le tiene miedo a los bichos raros...

Así que lo llamamos...

Vino, y mientras nos molestaba por ser tan maricones, agarró un palo, y se me dijo "Deja que la perrita entre conmigo"...

Así que la Hanako entró con él...

Pasaron unos segundos y empiezo a escuchar desde dentro que la Hanako corría, y se escuchaban palos que pegaban en el piso de concreto...

Hasta que finalmente me dice: "Tadashi, abre la puerta, entra"...

Y entro...

Y el caballero (que debe medir como 1.85 mts. y debe pesar como 110 kilos) tenía al ratón contra el piso, con un pie encima de su cuerpo, mientras la Hanako lo miraba con el poto parado y moviendo la cola, y el ratón le tiraba unos mordiscones brígidos en el zapato...

Yo lo quedé mirando, y me dice: "Así se matan los ratones", y le pisa la cabeza...

Oooooooohhhhhhhhhhhhhh...

La weá hardcore...

Los ratones son animales súper duros, y lo tuvo que pisar como 3 veces antes de matarlo...

Puta que se movía el pobre animalito...

Pero se murió casi al toque...

Y lo pescó de la cola y lo hechó en una bolsa...

Pa' qué les voy a contar lo asqueado que estaba...

Así que agarramos al ratón, hicimos un asado y tuvimos un feliz 18...

Saludos...

lunes, septiembre 11

Historia de dos cumpleaños, un showman, el huevo y un chimpancé

Así es la cosa...

El sábado en la noche tenía dos cumpleaños...

Uno en La Reina, el otro en Beauchef...

Y como el auto que tengo sólo existe en mi imaginación, obligado a moverme en micro...

No podía faltar a ninguno de los dos por si están pensando: "¿Y por qué este rehueón no fué a uno no más?"...

Uno es amigo desde que tengo memoria, el Carlos, y el otro es mi mejor amigo del colegio (oye la wea gay), El Huevo...

Es necesario que explique que el primer cumpleaños era en casa , pero el otro era en la U, y era una fiesta que poco tenía que ver con el cumpleaños de mi amigo, pero nos juntaríamos allá igual, así que estaría lleno de agentes externos...

Partí como a las 9 y media de la casa pa' llegar donde Carlitos. Nada fuera de lo común, una micro, un metro, Plaza Egaña, y a la casa de mi amigo...

Allí no aconteció nada extraño: los amigos de siempre, sus tocomples pa comer (me comí 3 y me hueviaron toda la noche de que me los comí todos, feos culiaos!!!), sus ronaldos, sus conversas...

El momento peak fue lejos cuando llegó una amiga y le entregó a mi amigo el regalo que le había traído: Un elegante bolso para cámara fotográfica, con bolsillo para celular, color beige, de terminaciones finas, con un tirante para colgárselo en el hombro...o sea, la wea era una cartera pa' hombres...

Puta que lo weiamos, hasta que nos aburrimos...

Después de eso, me retiré raudamente hacia mi nuevo destino...

Eran las 00:30 y como ustedes imaginarán, las probabilidades de sufrir un ataque sexual a esa hora para un hombre solitario y atractivo como yo eran altísimas...

Me quedé esperando, pero nadie me atacó, así que seguí mi camino...

Y como se imaginarán de nuevo, no pasaba ninguna micro hacia donde iba...

Así que obligado a tomar la primera cuestión que se apareciera...

Lo primero fue una radiopatrulla, así que mejor tomé lo segundo...

Una micro 218...

Que me dejó en el centro...

Puta que estaba lejos, así que a caminar nomás a mi U...

Previamente, había hablado con El Huevo, y me había dicho que el carrete estaba súper funao, pero que él tenía que quedarse allí...

Como buen amigo que soy, le dije que se fuera a la chucha y que pasara su cumpleaños solo...

O al menos eso dije en mi cabeza, pero lo que en verdad le dije fue que igual iba a ir a acompañarlo...

Finalmente llego, y me encuentro con la sorpresa que había mucha gente afuera...

Me encuentro con El Huevo y me dice que hay un compadre que estaba dentro dando jugo, que estaba terriblemente ebrio (el compadre de adentro, no mi amigo), y que no sabían que hacer...

Entre los shows varios que se había mandado el susodicho, había pateado unas mesas, empujado unas sillas, había pescado un cuchillo y lo había tirado, en fin, todo lo que hace que uno sea el alma de la fiesta...

Envalentonado por los 3 ron's que traía encima le dije a mi amigo: "Vamos a sacarlo poh!!!"...

Pero en verdad me daba paja, así que quedé en la frase de la boca para afuera...

Mi amigo tenía el auto estacionado ahí mismo, así que dejé mis cosas dentro y entramos...

Yo buscaba por todas partes al joven que anduviese haciendo desmanes...

Grande fue mi sorpresa cuando caché que el joven era un viejo con bigotes de como 50 años...

Es un tipo más o menos conocido de la fauna de esa cuadra, así que nadie lo quería tocar porque les daba una mezcla de paja-lata-miedoarepresaliasfuturas-pena...

Así que filo con eso, nos dedicamos a lo nuestro...

Pero mi amigo desapareció y me quedé mirando caras que no reconocía...

Acá me pasó la primera weá latera de la noche...

Me senté a conversar con una mina, todo bien, me pidió que la acompañara a comprar cigarros, fuimos, volvimos, le digo vamos a bailar, me dice: "Perame que voy al baño", y se viró pal resto de la noche...

TERRIBLE DE BUENA ONDA!!!...

Después de ese agradable evento que me hizo desearle el mejor de los futuros en la vida, me reencontré con mi amigo...

Y me dice "Weón, acompañame, van a sacar al viejo"...

La cuestión es que entro, y me encuentro con que 3 compadres estaban agarrando al pobre viejo del cuello y los brazos pa' sacarlo...

Más una manga de 2003274287482470247320827598237548960470897620 weas mirando como ahueonaos...y yo también por supuesto...

Así que lo tironearon, lo sacaron a la mala, y quedó afuera...

El viejo se puso a gritar cuanta tontera se le ocurrió, y no tengo idea por qué asumió que todos eramos fachos y nos empezó a increpar que nos habíamos hecho los hueones en el 73'...

Claro, cuando uno no ha nacido todavía, es difícil no hacerse el hueón, pero quien le iba a hacer entender que el más viejo de nosotros debe haber nacido como el 82'...

La cuestión es que el auto de mi amigo seguía estacionado ahí, y todos mirando desde la puerta para que el compadre no se metiera de nuevo. Y este loco se vuelve aún más loco y le manda tremenda patada al auto de mi amigo...

Los compañeros de ing. eléctrica de mi amigo, valientemente se quedaron mirando con cara de weones y gritando "no!"...

Cachando que estos compadres iban a aportar caleta, me puse entre el loco y el auto, rezando porque no tuviese un arma metida por ahí...

La cuestión es que el compadre estaba tirando la segunda patada cuando le pego un empujón (Y me decía a mí mismo "puta que soy hueón")...

El compadre me queda mirando y me grita: "Sácate los lentes conchetumare, sácatelos, te voy a sacar la chucha"...

Yo no atinaba a nada, así que me quedé mirándolo fijo, pa ver si es que en algo lo intimidaba con mi cara de Osama Bin Laden mezclado con Gokú...

Pero no hizo nada (Salvo que le tiró el tremendo ni que pollo al vidrio del auto)...

Y se fue...

Puta que lo voy a echar de menos...

De ahí la fiesta fue de mal en peor...

Aunque lo único bueno fue que andaba con mi amigo por lo menos...

Nada nuevo, salvo que mi amigo fiel rechazó dos ofertas de baile por no dejarme solo (ese sí que es amigo...o gay...no cacho)...

Y finalmente a las 6:30 am me retiré de vuelta a mis aposentos...

Pero quedaba una última sorpresa, que me hizo reír como 10 minutos...

Lo que pasa es que cuando finalmente tomé la micro, me iba tranquilo para la casa, y no sé como un compadre que estaba en la micro, como de 15 años, no cachó que se subieron 2 pacos en un paradero y se sentaron en la mitad...

Este compadre, como si nada, vió a un paco afuera y se asomó por la ventana para gritarle (al paco de afuera) : "Paco culiao, pasturri conchetumare" (Pituco el amigo), y le empezó a pegar al vidrio de la micro...

Ni les cuento la cara que puso cuando uno de los pacos que iba arriba se para y le grita: "Déjate de weiar, pendejo culiao, si no queris que te baje"...

Y yo exploté de la risa...

Puta, el pobre hueón no sabía que cara poner, casi se pone a llorar...

Y ahí si que terminaron mis aventuras de la noche...

Llegué a mi cama y me dormí automáticamente...

Espero que los carretes futuros sean mejores...

Saludos..